Cubrir tatuajes

Artículos Mas Leídos

Publicado el 29 de julio de 2011


Tal vez te estés preguntando si puedes cubrirte un tatuaje que ya no te atrae o dejó de ser importante para ti, y la respuesta es sí. Mientras el mismo no esté mal marcado o sea de color negro sólido, puede ser cubierto sin problemas, sin importar lo que tengamos tatuado.

Sin embargo, no todos los tatuadores tienen las mismas habilidades para tapar un tatuaje con otro, por lo que resulta imprescindible a la hora de modificar o encubrir un tatuaje, cerciorarse primero de que el artista que elegimos está capacitado para hacer un trabajo de este tipo.

En realidad existen dos tipos de encubrimiento. Uno consiste en remarcar un tatuaje viejo que se haya decolorado de modo que luzca como nuevo, mientras que el otro se trata de encubrir por completo un tatuaje que tengamos, y hacerle las modificaciones que queramos para generar una nueva imagen o diseño.

En el caso de los tatuajes que han sufrido una decoloración, por más que hayan sido hechos en base a negro sólido pueden ser retocados, de manera que parezca que recién se acaban de hacer. La tinta negra que se haya desvanecido puede aplicarse de nuevo, al tiempo que se le pueden agregar algunos colores de manera de darle más vida y un toque novedoso.

En cambio si lo que queremos es tapar un tatuaje porque ya no nos gusta, porque ya dejó de ser importante para nosotros, o simplemente porque estamos aburridos de él, debemos tener en cuenta ciertos aspectos antes de proceder al proceso de encubrimiento.


En primer lugar debemos estar dispuestos a que el nuevo tatuaje tenga un tamaño superior, siendo por lo menos un 50 por ciento más grande que el anterior. Segundo, tenemos que ser consientes que es necesario cambiar el foco de la nueva obra respecto de la anterior, de modo de engañar a la vista y eliminar rastros del tatuaje original. Por último, nuestro tatuaje debe estar completamente curado y sin marcas.

Por ejemplo, si el tatuaje a sustituir tiene mucha cantidad de color gris, una buena idea sería colocar un punto central brillante, de manera de atraer la atención ahí y lograr despistar la vista. Por este motivo es que el nuevo tatuaje suele tener un tamaño superior y cuenta con otro foco. Por otro lado, se podría utilizar el color negro para cubrir determinadas zonas del diseño original, para de esa forma eliminar sus rastros con otra imagen.

Hay que tener en cuenta que el nuevo tatuaje puede requerir de más de una sesión para ser completado, ya que algunos encubrimientos se hacen en capas, para que la tinta vieja se mezcle completamente con la nueva.

También es muy importante que a la hora de elegir un diseño para sustituir el anterior, escojamos uno con el que podamos convivir por el resto de nuestros días, ya que realizar un segundo encubrimiento resultaría prácticamente imposible.

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un nuevo comentario

Sitios Recomendados